Como cualquier dispositivo o conducción que funcione con agua, está sujeto al peligro de las heladas. Cuando se acerque la temporada de frío, y se prevean heladas, deberemos desconectar el controlador de agua de la toma y guardarlo en un lugar protegido, para que no se vea expuesto al riesgo de heladas, ya que de congelarse estropearía el mecanismo.