El alcance máximo de la conexión entre emisor y receptor es de 100 metros en campo abierto.


En una casa, el alcance dependerá de múltiples factores, como el grosor de los muros, la existencia de puertas metálicas, y otros elementos, que reducen el alcance de las ondas de radio.

En cualquier caso, la distancia que es capaz de alcanzar será suficiente para la gran mayoría de instalaciones, incluso si tienes la caldera con el receptor ubicada en el sótano y tienes el emisor en un dormitorio en otra planta.


Si por las características de tu instalación la conexión no fuese estable, intenta acercar emisor y receptor en la medida de lo posible (puedes instalar el receptor a cierta distancia de la caldera mediante un cable más largo).