Al  funcionar mediante radiofrecuencia para la conexión con los sensores, tiene una cobertura de hasta 100 metros sin obstáculos. En interiores, esta distancia se reduce de forma diferente según los materiales de construcción (hormigón) y otros elementos. Sin embargo, la sirena debe permanecer en un área con cobertura de Wifi, ya que es la que hace de puente entre los sensores y los conecta a la red.

La alarma se puede poner sin problema en el garaje. El único requisito es que se encuentre protegida de las inclemencias del tiempo, ya que no es de exterior, además de contar con la comentada cobertura Wifi.