Esto se debe a que la cámara está desconectada de la WiFi. Comprueba que la WiFi funciona correctamente, y que la ubicación donde tienes la cámara recibe una buena cobertura. Desconecta la cámara de la alimentación y vuelve a conectarla. Entonces, espera a que la cámara vuelva a conectarse a la red WiFi.


Si aún así la cámara sigue sin conectarse, es posible que se haya desconfigurado. Elimina la cámara de la app desde el menú del dispositivo y procede a vincularla con la app nuevamente. Seguramente esto resolverá el problema.


Si aún así no consiguieras que la cámara se vincule correctamente con la app, es posible que debas actualizar el firmware. Para esto necesitarás una tarjeta microSD, donde tienes que grabar el firmware correspondiente. Puedes localizar el archivo necesario y las instrucciones de instalación en el apartado correspondiente de la Base de Conocimiento Garza.