El controlador lleva un filtro incorporado que retiene las impurezas y les impide el paso hacia el mecanismo de la válvula. Asegúrese de realizar una limpieza del mismo periódicamente para evitar que el caudal se vea reducido por la acumulación de impurezas en el mismo.